Artículos

LA TERAPIA, UN CAMINO HACIA LA AUTORREALIZACIÓN

Educar hacia el logro de la felicidad.

boletin

En la sociedad en la que nos toca vivir, nos debatimos diariamente por encontrar un equilibrio entre las obligaciones cotidianas, el esparcimiento, el trabajo, la familia, la salud, el dinero, los afectos, etc., etc.

Generalmente, un quebranto de salud o la imposibilidad de resolver un conflicto específico surgen como luz de alerta a las consecuencias de este modo tan vertiginoso de vivir y es allí cuando buscamos resolver ese problema que nos preocupa o nos impide realizar nuestras actividades cotidianas. Es entonces que recurrimos al médico, al psicólogo, al astrólogo o terapeuta floral, según sea nuestro caso.

Lo que no siempre somos capaces de distinguir, es que la resolución de una problemática específica depende del equilibrio que logremos entre los diversos aspectos de nuestra vida y que las causas y las consecuencias del problema a tratar, no giran en torno a un sólo aspecto de nuestra realidad.

Ver la terapia (corporal, psicológica, floral o del tipo que sea) como una herramienta para lograr en forma metódica, un equilibrio que nos permita crecer como individuos y como parte de una sociedad y no como la solución a un problema de salud o de relacionamiento específicos, es según mi perspectiva, la mejor forma de encarar y aprovechar ese proceso de crecimiento personal y en definitiva de ser felices.

Algunas definiciones básicas.

Antes de partir, bueno sería definir a dónde estamos intentando llegar. ¿Qué es la tan mentada felicidad? Seguramente hay muchas formas de definir este término, capaz que tantas como seres humanos.

Así que les voy a contar cuál es mi punto de vista sobre el tema para que nos podamos entender mejor.
Desde mi punto de vista la felicidad es un estado de paz y autorealización.
¿Y que son entonces la paz y la autorrealización preguntarán ustedes?
Veo la paz como armonía, como ausencia de conflicto (tanto interno como externo) y la realización, como el logro de los anhelos que provienen de lo más hondo de nuestro ser.

¿Y que es una terapia?
Una terapia es cualquier técnica (hay muchas) que ayuda al individuo en ese proceso de búsqueda de su felicidad, de armonización y autorrealizacón.
El objetivo de la terapia es siempre que el individuo logre una mayor armonía interna y toda terapia, consiste en un proceso evolutivo, una transformación personal que lleva al individuo a un estado de mayor conciencia, mayor armonía y una exteriorización más plena de su potencial humano

Por eso desde mi punto de vista, el terapeuta es ni más ni menos que un agente evolutivo,
Un facilitador de la evolución personal.

Los escalones hacia la autorrealización.

En la terapia el individuo pasa por etapas consecutivas que a modo de escalones, le permiten avanzar en la concientización de la realidad propia y del entorno y así lograr su crecimiento integral.
Estas etapas o estadios tienen un orden que proviene del modo en que el ser humano satisface sus necesidades y es necesario respetarlo para lograr el pasaje de un estadio al siguiente. En caso de que un nivel no esté correctamente elaborado, producirá ciertas distorsiones en el desarrollo de los siguientes y en algún momento deberá ser reelaborado para mejorar la expresión final del ser.

Si bien todas estas etapas están absolutamente interrelacionadas y el trabajo en cualquiera de ellas está apuntando al objetivo final del logro de la felicidad, en cada momento la persona está más focalizada en uno de los escalones que a continuación describo. En primer lugar, la persona debe resolver sus problemas de salud. Conseguir un equilibrio en la salud física, mental y emocional es la condición necesaria para continuar transcurriendo por las siguientes fases. Resolver este tipo de problemas permitirá al paciente liberar su energía y atención hacia otros aspectos de su vida. El siguiente estadio es el del bienestar, donde la persona goza de una salud interna aceptable y se relaciona de una forma fluida con el entorno.
Cuando se logra ese estado de bienestar, se puede pasar al objetivo posterior, que será el de autoconocimiento. Sólo conociéndose a si mismo, con sus virtudes, defectos, fortalezas y debilidades, la persona será capaz de utilizar las herramientas de las que dispone para evolucionar. Es decir, potenciar sus virtudes y fortalezas, y compensar sus debilidades y defectos.

Este autoconocimiento le permitirá entonces encontrar aquellos aspectos de la vida en los que la persona es capaz de crecer y superarse, le permitirá utilizar esas fortalezas de las que dispone y mejorar o manejar positivamente sus debilidades, lo que conduce a la cuarta etapa que es el desarrollo personal. Por último y una vez andado este camino, el paciente estará listo para buscar el objetivo final de la terapia, y en definitiva, de la vida, que es la autorrealización, esa capacidad de llevar a su máxima expresión nuestras potencialidades como seres humanos, generando amor y felicidad en nosotros mismos y el entorno.

A modo de conclusión

La terapia es entonces un camino que de realizarse seria y profesionalmente, garantiza la obtención de excelentes resultados, al permitir al paciente mejorar su realacionamiento consigo mismo y con los demás.
Normalmente el paciente viene al terapeuta para resolver un problema personal, que le impide su bienestar, y encontrar la solución a este problema lo lleva al autoconocimiento. Las dos primeras etapas por lo tanto, se transitan sin mayores resistencias por parte de los pacientes y prácticamente en forma simultánea.

El desafío es entonces, no conformarse con el sentimiento de bienestar, sino a partir de él, profundizar en el autoconocimiento y tomar las acciones concretas que lleven al desarrollo personal. De esta forma lograremos un sentimiento de mucha mayor plenitud y de la capacidad de amar, en el sentido de servir y dar a los demás, logrando entonces la realización personal.

El terapeuta deberá entonces recibir al paciente e identificar en cuál de estas etapas se encuentra, para ayudarlo a transitar a los siguientes estadios de su evolución.




copyright ©2007 Jorge Alonso | Terapeuta Floral | Maestro de Reiki | Consultor en Astrología
diseño web: Creativa | sitio actualizado: Jueves, 03 de Diciembre 2009